Cazuela PresenteConcursoConvocatorias

Bienal Iberoamericana de Diseño 2018

Proyectos poblanos en la BID 18

En los últimos diez años, Madrid ha albergado seis ediciones de la Bienal Iberoamericana de Diseño en donde participan miles de proyectos pertenecientes a los 22 países iberoamericanos que presentan el diseño como herramienta para el desarrollo social y económico en un contexto local e internacional. Este evento muestra la evolución del Diseño Iberoamericano así como sus tendencias, fortalezas y debilidades.

En esta edición, varios proyectos mexicanos fueron premiados; tres de ellos pertenecientes a Puebla:

El Museo regional de Cholula, uno de los más vanguardistas de México, exhibe un rico acervo arqueológico, artístico e histórico de la región a través de un diseño museográfico espacial y tecnológico coherente.

Coredesign desarrolló para la marca XIOT un producto electrónico tipo gateway con el propósito de controlar diferentes variables de la maquinaria existente en una planta de manufactura. El desarrollo se centró en una alarma industrial situada sobre cualquier aparato nuevo o sistema de control ya obsoleto al que se fijan diversos sensores que monitorean una parte sensible del equipo. El sistema envía información de forma inalámbrica cada determinado tiempo y por medio de un software de analítica, permite vigilar de manera remota el equipo y en caso de que alguna variable sobrepase el límite, la alarma se activa.

Finalmente, Sector11.mx fue seleccionado por sus colecciones mexicanas de productos neo-artesanales, resultado de los talleres colaborativos con artesanos en el marco del Programa para el Desarrollo de la Productividad y Competitividad del Sector Artesanal en Querétaro 2017. El resultado de los talleres fue la concepción del juego para tequila o mezcal Esperanza por la familia Cruz Avedaño, las lámparas Tizana por Tomás, Eva y Alan Servín así como las tazas de espresso por Susana Mendoza y Mauricio Castro.

Uno de los eventos más importantes de diseño en la región donde proyectos de profesionales, universidades y empresas de los 23 países de ambos lados del Atlántico presentaron sus ideas y propuestas para convertir a las ciudades en un lugar más cómodo, hermoso, habitable, equitativo y humano.

La BID nace con vocación participativa, integradora, constructiva y horizontal. Se encarga de difundir los trabajos de profesionales iberoamericanos, crear redes de cooperación, fomentar centros de formación, acercar al público la cultura del diseño, potenciar la reflexión en el ámbito académico e impulsar las políticas públicas de apoyo al diseño en Iberoamérica como motor del desarrollo económico de los pueblos y comunidades, sirviendo a la mejora del entorno. La BID participan 22 países iberoamericanos. La transversalidad de los proyectos reafirman el carácter global de la BID y su capacidad para representar el Diseño de Iberoamérica. Nos permite ver la evolución del Diseño Iberoamericano, sus tendencias, fortalezas y debilidades.

Algunas de las fortalezas son el desarrollo de la formación, con un aumento del número y calidad de los diseñadores iberoamericanos. También la relación con tradiciones artesanas que son ejemplos de iniciativas exitosas que compiten con éxito en los mercados locales y globales.

Los proyectos en BID son propuestas orientadas a la sostenibilidad o dirigidos a resolver problemas de los sectores más desfavorecidos. El diseño no puede cambiar el mundo, pero puede contribuir a marcar o destacar tendencias, señalar problemas y apuntar soluciones.