<span class="entry-title-primary">Abracadabra Estudio de Diseño</span> <span class="entry-subtitle">Entrevista exclusiva para Cazuela.info</span>

Abracadabra Estudio de Diseño Entrevista exclusiva para Cazuela.info

Abracadabra es un estudio de diseño y comunicación visual integrado por diseñadores gráficos, comunicólogos, historiadores y museógrafos, quienes tienen la experiencia en la definición de objetivos y propuestas de valor para cada proyecto que llevan a cabo. Con base en métodos de diseño para la innovación, así como en herramientas de análisis y síntesis de información, Abracadabra fortalece la comunicación y el diseño para aportar a la sociedad experiencias gratas y únicas.

"Para Abracadabra el diseño es un lenguaje universal que perdura más allá de las fronteras; es el resultado de un análisis estratégico, de una adecuada selección de medios de comunicación y sobre todo de una alta cultura visual que caracteriza a todo nuestro equipo. Conocemos las tendencias actuales y entendemos la percepción visual del público al cual nos dirigimos, teniendo como resultado final una garantía de diseño actual, único e inteligible que está al nivel de los estándares mundiales".


 

 

Inicio: 2002

Equipo: 6 - 8

Lugar: Molino de Enmedio, Puebla

Especialidad: branding, diseño editorial, comunicación de eventos y diseño de experiencias

www.abracadabra.mx

Benito Cabañas y Abracadabra Estudio de Diseño

Benito Cabañas es diseñador gráfico egresado de la Universidad de las Américas Puebla. Trabajó con la Agencia de Comunicación Anatome en las ciudades de Marsella y París, Fr. (1999-2001). Ha sido reconocido tanto nacional como internacionalmente, fue galardonado con el premio Quórum en dos ocasiones 1999 y 2000. Obtuvo el “Coup de Cœur”, ganó una mención en la 8va. Trienal Internacional del Cartel Político que se realizó en el 2001 en la ciudad de Mons, Bélgica.

Conmemorando los 60 años de la UNESCO, fue seleccionado para la exhibición 60 años - 60 carteles que se celebró en el 2005, en París. Ganó una mención en la Primera Competencia Internacional del Cartel "Anti-AIDS en Ukrania, fue finalista en el proyecto Quanto en Venezia Italia en 2006. Ese mismo año fue ganador del proyecto de cartel Good 50x70, celebrado en Milán Italia. Recibió una Mención Honorífica en el concurso internacional de cartel “Latinoamerica Hoy”2007. Ganó el premio al diseño de espacio en la Bienal Iberoamericana de Diseño en la ciudad de Madrid, España en 2012.

Ha impartido conferencias y talleres en más de 26 ciudades dentro de la República Mexicana así como también en Marsella, París, Nantes, Aix en Provence y Bordeaux en Francia, Mar de Plata y Buenos Aires en Argentina, Bucarest y Cluj Napoca en Rumania, en Santiago de Chile, en San José de Costa Rica, en Valencia y Madrid en España, en La Paz y Santa Cruz en Bolivia, así como en Quito y Guayaquil en Ecuador y también en Bombay en la India.

Benito Cabañas es fundador de Abracadabra Estudio de Diseño en Puebla. Aranzazú García es diseñadora gráfica egresada de la Universidad Iberoamericana y ha trabajando en Abracadabra desde hace 5 años. En el marco de la nueva serie de publicaciones: Diseño en Puebla, Benito y Aranza respondieron algunas preguntas de Cazuela, explicando la historia del despacho, sus diferentes fases, logros y las dificultades vinculadas con la vida de los diseñadores poblanos.

 

¿Qué fue lo que te motivó a iniciar un Estudio de Diseño?

Benito Cabañas: Cuando uno es joven, el principal problema que tenemos es la arrogancia; pensamos que nuestro primer trabajo es demasiado poco. Me pasó de esa manera, cuando decidí iniciar el Estudio pensé que iba a trabajar menos y que iba a ganar más, pero la realidad es que pasa lo contrario.

Creo que esta arrogancia pero también la pasión y la emoción de soñar con un Estudio de Diseño, te ciega y cometes gran cantidad de errores. Lo que somos en la actualidad, se debe en gran medida,  a la gran cantidad de errores que cometimos al inicio. He platicado con muchos empresarios que considero exitosos y siempre ellos tienen un punto de quiebre en el cual fracasaron y eso permitió que hicieran cambios en su estructura y sean lo que hoy son.

¿Por qué decidiste estar en Abracadabra?

Aranzazú García: Hubo un momento en el que dejé mi trabajo anterior y Benito me dijo que necesitaba ayuda con un proyecto, le dije que sí y desde entonces estoy trabajando con él.

 

Fotografías cortesía de Abracadabra Estudio de Diseño

Proyectos iniciales

¿Nos pueden platicar un poco sobre los inicios de Abracadabra?

Benito Cabañas: Cuando empecé con el estudio estaba muy de lleno con el cartel, éste era un soporte de comunicación demasiado visible. Abracadabra inició como un estudio de comunicación visual, lo que hacíamos en un 80% o 90% eran carteles relacionados con la cultura. Estos son públicos que valoran las imágenes bien desarrolladas pero que también critican mucho aquellas que no alcanzan gran impacto.

Así fueron nuestros primeros años, de la mano con la inexperiencia de llevar el estudio. En ocasiones son cosas que se llegan a contraponer; te puede ir muy bien desde el punto de vista gráfico pero desde el punto de vista administrativo o empresarial, no. La realidad es que es muy difícil encontrar el equilibrio.

¿Cuál es la inspiración de Abracadabra?

Benito Cabañas: En 2007 cuando tuve una exposición en Santiago de Chile, alguien escribió un artículo sobre mi trabajo y me parece que dio perfectamente al clavo respecto a la esencia de lo que hacemos en Abracadabra. Tiene que ver sin duda con parte de la formación y las vivencias que uno tiene; tú como profesionista te vas formando de acuerdo a lo que vives; tus entornos, tus gustos, tus preferencias, lo que haces en el día a día.

Nuestro trabajo es una mezcla entre Francia, a partir de mi estancia en este país y el arraigo mexicano o latino. El vínculo con ambas culturas es la esencia de la mayor parte de lo que hacemos. Digamos que nuestros principales mentores, quitando toda la parte de maestros que conoces en la universidad, que al inicio son tus primeros guías pero ya profesionalmente hablando en el camino como tal, son sin duda amigos que admiro mucho: Michal Batory  y Michel Bouvet. Uno es francés y otro es polaco-francés.

¿Qué cambios han tenido desde el inicio al día de hoy?

Benito Cabañas: Cambios muy drásticos han sido tres, el más fuerte fue el motivo por el cual estamos acá. El hecho de estar en este espacio fue la solución en su momento a uno de los momentos más complicados para nosotros. La transición fue de 360º, yo empecé con las patas realmente, el estudio estaba en un pequeño consultorio de no más de ocho metros cuadrados. 

Los cambios han venido de la mano de grandes situaciones de decepción profesional básicamente, a veces el crecimiento ha sido consecuencia del fracaso, de la decepción. Si yo hubiera continuado con la mentalidad de hacer únicamente carteles, seguramente ahora estaría desempleado o no haría básicamente nada de diseño. La verdad es que carteles al año hago dos o tres, quitando todos los carteles para concursos.
 
Aranzazú García: Mudarnos a este espacio fue un cambio bastante radical, la idea era empezar a buscar nuevas oportunidades. Nosotros sabemos que hacemos un buen trabajo, un trabajo de calidad desde antes de movernos aquí, pero necesitábamos mostrarle al cliente también eso, que viera nuestra calidad en la oficina, en el orden, en la manera de dirigimos a ellos. Estos aspectos han sido muy importantes para crecer, los clientes que tenemos ahora son muy distintos a los que teníamos en el lugar anterior. Yo siento que esta parte de reflejar profesionalismo, es lo que te traerá nuevos clientes y relaciones.

 

Carteles y otros elementos de comunicación realizados por Benito Cabañas

Fotografías cortesía de Abracadabra Estudio de Diseño

Hoy en día

¿Qué tipo de proyectos hacen en la actualidad y quiénes son sus clientes?

Benito Cabañas: Cuando empecé a trabajar con los primeros clientes de Abracadabra, en el caso específico de clientes de gobierno, fue pasar de trabajar con el director de comunicación del área a trabajar directamente con el secretario o con la persona más cercana a quien define el proyecto. 

Nuestros clientes, en la actualidad, 70%-80% están aquí en Puebla.Tenemos un par de clientes en Ciudad de México y dos  en Estados Unidos. En Francia, nuestro cliente principal sigue siendo la UNESCO; con ellos el trabajo se está volviendo reiterativo cada año y medio más o menos, también trabajamos con asociaciones en este mismo país. Eso nos da cierto dinamismo, no nos centramos únicamente en una localidad.

Desde hace un buen rato no nos vemos como un estudio en el cual trabajemos de forma autónoma y autoritaria. Trabajamos muy cercanos con el cliente, hay clientes que pueden venir tres, cuatro o las veces que quieran para que platiquemos del proyecto y eso siempre va a ser muy enriquecedor.

Aranzazú García: Muchas veces los clientes se casan con una idea de algo que quieren. Nosotros tratamos siempre que el cliente quede satisfecho con el trabajo que hacemos pero obviamente sin perder esta parte de brindar un diseño de calidad. Muchas veces la idea que tiene el cliente es algo que demeritaría nuestro trabajo, pero tratamos de hacer una mezcla entre lo que ellos quieren y lo que nosotros consideramos correcto.

¿Quiénes hacen posible estos proyectos?

Benito Cabañas: Siempre he pensado que el estudio de diseño como tal tiene que ser un proyecto de vida en el cual, sin que se malinterprete con irresponsabilidad, se hacen las cosas que quieres con la gente que quieres. Para mí, los integrantes de Abracadabra son los pilares y parte fundamental del estudio, yo sí creo mucho en la unidad de un equipo. Me parece que el hecho de entrelazar brazos y unir fuerzas para levantar todo lo que se venga día a día, es muy enriquecedor.

Vivimos en una sociedad que tiene que ser colaborativa. En la realidad no nos movemos de manera individual, nos movemos de manera colectiva y es lo mismo que necesitamos aquí en el estudio. Los perfiles que busco son diversos, a veces son interdisciplinarios, lo que nos permite no nada más hablar de diseño. Llevo ya un rato en el medio sumando a toda esta cuestión; participando en talleres o conferencias en donde de la misma manera, escucho otros puntos de vista.

Llega un punto en el cual te saturas y no quieres que en tu entorno se siga hablando de conceptos de diseño y crítica sobre imagen. Lo que hacemos en el día a día es resolver problemas, no es tanto hablarle a los clientes de diseño y que somos el mejor despacho. En ocasiones eso es lo que al cliente menos le interesa, lo que ellos quieren es que se les solucione un problema en concreto. En Abracadabra cada vez más nos estamos enfocando a eso, a ser menos diseñadores visuales, por llamarlo de alguna manera y más diseñadores pensantes.

Aranzazú García: Cada quien tiene ciertas fortalezas y entre todos nos complementamos, eso se refleja en el diseño. Alguien ve unas cosas, otros ven otras y entre todos podemos armar un diseño integral y fuerte, que no flaquee por ningún lado. Hace un año o dos hicimos la adaptación de un libro que se llama "Las Calles de Puebla", hicimos una reedición que tomaba las fotografías de la edición inicial publicada en los 40s y comparamos los lugares antiguos y los actuales.

Este proyecto fue integral porque hicimos tanto el libro como la edición y aparte una página web. Aquí el reto fue la página web porque era algo que nosotros no estábamos acostumbrados a hacer, tenía una base de datos bastante amplia de coordenadas de los lugares. Entonces, fuimos aprendiendo con las personas que editaron esta información, nosotros que hacíamos el diseño y la gente que hacía la página para que el proyecto resultara en algo muy integral.

¿Cuál ha sido el proyecto del que más han aprendido?

Benito Cabañas: sin que suene tanto como a cliché, creo que todos los proyectos te dejan aprendizaje. Para mí hay básicamente dos muy puntuales: el primero fue un desastre total. Hace algunos años nos encargaron hacer un libro en Xalapa, era una publicación muy importante para el gobierno del estado de Veracruz. La verdad es que ahí me di cuenta que en ocasiones pensar que el diseño va a ser el eje central para que las cosas funcionen bien, es una total mentira.

Nos fue muy mal con ese proyecto, pero muy mal. Te puedo mencionar que todos los errores que pueden pasar en un proyecto, ahí pasaron. Independientemente de que te duela, me parece que te pone en una situación donde tienes dos opciones: o renuncias a las cosas que tú creías que estaban bien o analizas el por qué pasaron esas cosas y replanteas. Es increíble como este tipo de proyectos te hacen crecer y darte cuenta que no quieres volver a estar en ese punto en el cual llegaste a estar.

El otro proyecto del que aprendimos mucho fue sin duda el que hicimos para UNESCO hace 2 años. A pesar de que este año también ganamos otro concurso con ellos, me parece que los aderezos que tuvo ese proyecto en su momento, junto con otras situaciones que  vivimos, hace que lo aprecie tanto. Fueron situaciones que tenían que ver con el hecho de cómo profesionalmente nos presentamos hacia el proyecto; yo venía trabajando con ellos haciendo carteles así como peticiones muy puntuales. Funcionaban bastante bien, circulaban de manera regular y había empatía. 

Cuando Estados Unidos retira los fondos de la UNESCO, cuando se sale, ellos tuvieron que reajustar su esquema de trabajo. Debían trabajar todo hacia el interior, pues hubo mucho recorte hacia trabajos al exterior. Yo, digamos que con esa línea de soy un diseñador que hace carteles,  me presenté con la persona que estaba a cargo y pensé: del lobby no paso. Y así fue, no más de 3 minutos y ahí quedó en el asunto. No me dieron más encargos ni proyectos. 

En el 2015 decido volver a contactarlos pero en esa ocasión no me presenté como un diseñador que trabaja en una sola línea, sino más bien alguien que puede resolver problemas complejos. Agendé una cita, preparé bien un discurso de presentación; algo congruente y con objetivos como muy muy puntuales. Esa reunión fue mucho más enriquecedora y me encargaron un presupuesto para cartel. 

Tuve oportunidad de regresar a verlos 2 meses después y en esa ocasión imprimí un dossier con específicamente los proyectos que sabía que ellos querían ver. A los quince días nos invitaron como estudio a participar en el rediseño de una marca, invitaron más o menos como a 20 estudios, pre seleccionaron como a 10 y de esos 10 fue a solicitud de ellos con qué estudio querían trabajar.

El pdf que les mandamos, de cierta manera era la respuesta que nosotros consideramos que ellos seguramente iban a querer tener. ¿Por qué van a contratar un estudio que ni siquiera está en la Ciudad de México? ¿Por qué van a confiar en nosotros? ¿Por qué consideran que nuestra propuesta es valiosa? Estas preguntas las desarrollamos  en un documento. La grata sorpresa fue que efectivamente nos eligieron a nosotros para hacer ese proyecto, para mí en particular, ha representado subir de nivel, de pasar a hacer carteles en áreas muy concretas a prácticamente estar en direcciones casi generales.

En esta reunión en la cual tuvimos oportunidad de estar para trabajar el proyecto, estaba el director de comunicación de toda la UNESCO, el director de branding de toda la UNESCO y son personalidades que estoy convencido que el día de mañana nos van a pedir encargos específicos a nosotros, porque ha sido parte de un proceso. Para mí  esos dos proyectos me han marcado, sin duda.

 

Trabajos realizados por Abracadabra Estudio de Diseño

Fotografías cortesía de Abracadabra Estudio de Diseño

Futuro del Diseño en Puebla

¿Cuál es la visión a 10 años para Abracadabra Estudio de Diseño?

Benito Cabañas: Es curioso,  hace 2 años me empecé a preguntar cuál sería la dirección que iba a tomar el diseño general, o más bien cómo íbamos a estar nosotros dentro de la industria. Las cosas pasan tan rápido que dentro de 10 años no sé exactamente que esté haciendo profesionalmente, en 10 años van a pasar muchísimas cosas. En 5 años me parece que el diseño como lo conceptualizamos hoy en día no va a ser de esa manera. No creo que esté haciendo los mismos proyectos que hoy estamos haciendo. 

Hace 2 años que empecé a reflexionar, empecé a ver un proceso de ganarle el tiempo, a la generación, al empleo o al diseño como tal. Seguramente todo se va a tornar mucho más digital, va a haber "n" cantidad de imágenes, tal vez existan menores peticiones de diseño gráfico como tal, pero tal vez mayor petición en cuanto al pensamiento de diseño. Me parece que por ahí va la situación y te digo, realmente no estamos nada lejanos a eso.

Ustedes por ejemplo, que son jóvenes me parece que su generación es la generación que seguramente va a estar contratando en un esquema totalmente diferente al que estamos hoy en día. Difiero de mi generación  y otras generaciones más abajo de diseñadores que siguen pensando que el diseño gráfico será lo que el día de mañana va a sostener una industria, no lo veo así.  Creo que los jóvenes y las generaciones que vienen más abajo de ustedes son los que van a acabar contratándonos a nosotros, la gente adulta. Será irónico, en lugar de que los adultos contraten a los jóvenes, va a ser al revés en el futuro.

¿Cuál es su filosofía de trabajo?

Hay para mí dos juegos de palabras que definen nuestra esencia: la primera es “Cabeza, Corazón y Manos” que todos los que estamos aquí debemos tener para trabajar; esta  implica: pasión, disponibilidad e inteligencia.  Otro juego de palabras de lo que hacemos en el día a día es:  “Ver, Descubrir y Crecer".

 

 

 

Cátedra Entorno Horizontes Colectivos
Artículos relacionados:
Nueva Serie: Diseño en Puebla Entre... Diseño en Puebla es una nueva categoría de Cazuela que tiene como objetivo documentar y difundir ...
Core Design Core Design  es una empresa que genera conocimiento, utiliza nuevas tecnologías y desarrolla product...
Bold & Italic Estudio de Diseñ... Bold & Italic es un estudio de diseño poblano con base en San Pedro Cholula creado por la diseña...