Diseño en Puebla

Pasión & Diseño

Pasión & Diseño es una comunidad que se enfoca en abrir espacios a los nuevos talentos del diseño y contribuir para la creación y mejoramiento de la cultura del diseño en México. P&D tiene miras a ser un evento de referencia nacional, donde se formen las nuevas generaciones de diseñadores para que en un futuro sean ellos los ponentes y continúen con esta misión.

Pasión & Diseño pretende la creación de una red de diseñadores, programadores, teóricos y aún más importante, la gente que ama el diseño en todas sus múltiples expresiones: estudiantes, aficionados, profesionales y curiosos. Las personas que quieren mostrar lo que hacen, para descubrir lo que otros hacen y, sobre todo, para compartir sus conocimientos y sus deseos de inspirar y ser inspirados.


  • Inicio: 2010
  • Equipo: 5 – 10
  • Lugar: Puebla
  • Especialidad: Congreso de Diseño

Daniel Herrera y Pasión & Diseño

Soy Daniel Herrera, mejor conocido como el Dr. Hipnosis. Soy diseñador gráfico de licenciatura y maestro por parte de Bellas Artes. Siempre ando buscando cosas diferentes. Soy profesor investigador, docente de la BUAP, en la escuela de Artes Plásticas y Audiovisuales. Imparto la materia de creatividad, de portafolio y manejo de proyectos. Fuera de clase me dedico a la gestión de diseño, eventos culturales y cosas raras y divertidas.

¿Por qué decidiste involucrarte en el mundo de diseño?

Daniel Herrera: es raro y al mismo tiempo puede ser una respuesta tonta. Cuando me tocó hacer la decisión de qué estudiar yo tenía duda entre arquitectura o diseño gráfico. Mis decisiones fueron de carácter hormonal y me fui a donde había más niñas. Dudé un poco al inicio si era lo mío porque era terrible estudiante. Mi novia en aquel entonces me ayudó a poner orden en la vida profesional y descubrí que me encantaba. Siempre he sido un poco caótico en mis decisiones de diseño porque nunca sé que quiero. Al principio quería dedicarme al diseño de marca, branding y no me gustaba nada la ilustración y lo primero que hice después de graduarme fue ilustración y esos fueron los primeros pasos para adentrarme al mundo profesional. Mis exposiciones fueron de ilustración y un poco de cartel, era algo que nunca había pensado hacer.

Mauricio Alfaro: creo que el diseño estuvo como parte importante de mi vida desde el principio, desde pequeño dibujando, el lego, construcciones, la diferencia del color, de las formas y de crear fue algo que estuvo bien adentro de mi cabeza. Al llegar a la universidad decidí apostarle un poco más a lo comercial entonces me incliné a publicidad y marketing, pero siempre ha estado esa cosquilla del diseño y al salir de la universidad es cuando conozco a una gran comunidad de diseñadores, una comunidad muy grande e importante aquí en Puebla y no me quedaba de otra que tirarme el clavado para entrar en el mundo del diseño.

¿Cómo nació Pasión & Diseño?

Daniel Herrera: son varios lapsos en una historia muy larga. En algún momento tomé clases con Antonio Pérez Nico, él ha sido una figura emblemática en mi formación no solo profesional sino también personal.

Tuve la suerte de participar en una generación que fue muy activa en cuestiones de diseño: Eduardo Picasso, Jesus Barriendos, Juli Melendes; que siempre estuvimos inquietos haciendo cosas y teníamos una relación muy cercana con Nico. En uno de sus múltiples congresos que se llamaba Opiniones Sobre Diseño, nos sentó a todos para platicar en un restaurante y nos dijo que sobre nosotros caía la responsabilidad de hacer una revolución el Diseño.

En esa época yo no entendía, era demasiado anarquista. Esto fue en 2004 o 2005. Quedó grabado en mi disco duro, fue hasta 2007 / 2009 cuando empecé a estudiar la maestría y me di cuenta que había cosas que debían cambiar en el diseño. La percepción de diseñador en ese entonces no era la mejor y todavía no se comprendía el amplio espectro de diseño que se podía hacer, eran pocos los que lo entendían y pocos los que lo aplicaban.

Cuando empecé a dar clases e interactuar con mis alumnos les pregunte quienes eran los diseñadores y los creativos que ellos admiraban y me respondieron nombres de puros profesores, y no está mal pero el campo profesional es mucho más grande y hay figuras que uno debe conocer a nivel profesional y sobre todo es muy placentero admirar su trabajo, ver cómo va creciendo, intentar alcanzarlo y cosas así. Para este año yo acababa de renunciar al mundo de las exposiciones de diseño porque no ganaba dinero y no podía pagar la renta con satisfacción o fama.

Estaban los grandes amigos ilustradores increíbles con quienes estuvimos 5 años trabajando juntos, así que los invité a Puebla para que platicaran con mis alumnos, un poco obsesivo hice cartel y propaganda, generé todo un concepto, como me enseñó Nico. Tenía unos 28 alumnos, nunca fue pensado como un modelo de negocio solo era un acercamiento hacia mis alumnos, y de 28 de mis alumnos llegan solo 8.

Al final, no sé cómo ocurrió, si por el internet u otra cosa, pero llegaron 80 personas al evento, la gente empezó a escribirme, el evento sí tenía un costo, que era el costo de recuperación, les dije que sí y faltando un mes para el evento tenía que buscar espacio para 80 personas.

Así fue como nació el primer Pasión & Diseño, un poco azaroso como todo en mi vida, con muy buenas intenciones y grandes amigos. Eso fue parte de la magia y la esencia que mantiene todos estos años.


Carteles de todas las ediciones de Pasión & Diseño

Imágenes: Cortesía de Pasión & Diseño

¿Cómo fue que llegaste a Pasión & Diseño?

Mauricio Alfaro: fue una experiencia un poco al azar, yo no empiezo P&D con el equipo, ellos habían iniciado dos años antes aproximadamente, es en la edición número tres en la que me contactan, habíamos tenido en común algunos eventos de diseño en Querétaro, empezamos a platicar un poco, supieron que yo me dedicaba más a la parte comercial, a la gestión de patrocinios, buscar recursos, la organización del evento masivo, en un nivel un poco más grande y es ahí cuando me invita Dani, para hacerlo un poco más grande de lo que ya era, porque el nombre y los eventos ya lo eran pero queríamos dar el brinco a eventos masivos, entonces para la cuarta edición ya me incluyo como parte esencial de P&D y desde ahí todos los días a la organización del evento.

¿Cómo llegaron al concepto que tiene P&D?

Daniel Herrera: al ver esa demanda de interés por el diseño, me di cuenta que era necesario continuar haciéndolo, no sabía cómo pero había que darle continuidad. Tardamos 3 años en descubrir que P&D era algo más en forma, para el año 3 decidimos hacer una fiesta porque el evento no había muerto, así que queríamos celebrarlo, después de eso vimos el alcance que tenía el evento ya que venía gente de muchos estados y nos cayó el peso para darnos cuenta que iba en serio.

A partir del año 3 es cuando empezamos a poner orden en el proyecto y a trabajarlo como si fuera un congreso serio. En el 4 ya participamos como un evento formal en la Ruta de Diseño, esos fueron los pasos para obtener el certificado de ciudad creativa. Poco a poco fuimos puliendo los conceptos y valores. 


Fotografía: Cortesía de Pasión & Diseño

De los eventos de Pasión & Diseño en los que has participado ¿Cuál es el que más te ha gustado?

Daniel Herrera: el 3 me gusta mucho porque fue en el Teatro del complejo Cultural Universitario, cometimos la locura de invitar a 19 personas en solo dos días, eso fue maratónico. Nuestros asistentes afortunadamente aguantaron todas las horas, el complejo se portó muy bien porque lo habíamos rentado hasta las 8 y se alargó hasta las 10. Las pláticas estuvieron buenas, la interacción fue divertida y la fiesta estuvo mejor. Para mi fue uno de los mejores.

El 9 fue un cambio radical, estuvo padre por el espacio, la marca que patrocinó, por las dinámicas y los conectes que salieron de ahí. Para mí han sido 3 los más importantes: el 3, el 9 y el 8. EL 8 fue después del sismo del 19 de septiembre, teníamos planeado hacerlo en el centro histórico, no fue fácil, no podíamos cambiar la fecha, solo la recorrimos porque ya teníamos boletos de avión y camiones. Y nos movimos al autocinema Cocodrilo y el reto estuvo en llegar a un espacio con pasto y construirlo todo. Quedó muy padre, la sensación que queríamos transmitir se cumplió, rompimos el esquema tradicional de los congresos, no necesitábamos ese formalismo de conferencias, necesitábamos algo más cercano, más cálido tanto por la situación que se encontraba todo México como este año de reinventarnos y acercarnos más a los creativos a los que les hablábamos.

Mauricio Alfaro: la respuesta es un poco graciosa, porque en las ediciones que me ha tocado participar no he estado, entonces todos me han marcado de alguna manera pero me ha tocado que se crucen con viajes y aunque estoy con Dani toda la organización meces antes me toca viajar justo ese fin de semana, entonces me he perdido tres de los seis que me han tocado, me gustó mucho el crecimiento de Pasión & Diseño en la edición siete, me tocó la emoción de la edición seis, me tocó una mientras yo estaba fuera de México pero gracias a algunas alianzas con la universidad de Bogotá pudimos mandar P&D a Colombia, entonces me tocó vivirlo allá también y bueno definitivamente ese brinco de llevar a P&D a otras fronteras creo que es de lo mejor que hemos conseguido.

¿Qué aprendizajes y conocimientos te ha dejado P&D?

Daniel Herrera: he aprendido que los creativos, los diseñadores y los animadores son muy leales, hemos tenido gente que ha participado desde el 1 al 9, como conferencista asistente o gestor y son súper cercanos a nosotros. La lealtad es un valor muy importante y es algo que procuramos regresar. Somos leales a quienes trabajan con nosotros y nos apoyan. Hemos aprendido que no debemos guiarnos por lo fácil, nunca es buen camino. Nos pasó en el 5 y fue muy complicado. Hemos aprendido a no escatimar en recursos cuando se trata de seguridad, transferencia de datos y cosas por el estilo, es algo importante que va de lado con la confianza. Hemos aprendido que el valor humano importa más que el talento y que si es algo que por muy extraño que parezca debería seguirse cultivando y fomentando. 

Mauricio Alfaro: cuando estás en la organización de este tipo de eventos terminas haciendo de todo menos lo que te gusta, terminas de chofer de la camioneta o terminas montando los banners en el techo o tienes que irte con algún patrocinador y te pierdes cinco o seis conferencias y bueno pues ese tipo de cosas, aprendes que ya a la hora del evento lo importante es hacer que el evento funcione para los asistentes y no para ti. Debería ser nuestra fiesta, pero pocas veces es nuestra fiesta porque nosotros estamos más involucrados en la parte de la producción que en el evento como tal, entonces de los seis pasiones en los que he participado, que han sido como tal sesenta conferencias yo creo que he podido asistir a ocho o nueve conferencias, casi siempre tras bambalinas, casi siempre es producción, cargar, bajar, subir, ir a recoger un conferencista, checar lo de la comida, registro, boletaje y vaya definitivamente la parte que nos encanta a Dani y a mí es la fiesta de clausura, porque por un lado es cuando realmente ya estas liberado para convivir con los asistentes y por otro lado es cuando el evento ya pasó entonces te liberas de toda la presión que involucra.


Fotografía: Cortesía de Pasión & Diseño

¿Quiénes son las personas que son esenciales para llevar a cabo el evento?

Daniel Herrera: han sido muchas personas, del 1 al 3 el equipo fue Marta, Nuria, Picasso y yo. Adicional a esto está el equipo de staff que es muy importante para nosotros. Pasa mucho que los que empezaron como staff en el 1, continuaron con el dos, de ahí en el 3 y así sucesivamente. Cada vez que doy clase suman chicos nuevos. El equipo ha sido grandísimo.  El equipo de Pasión es un equipo rotativo, pero en extenso porque a pesar de que hay gente que se va, siempre están al tanto, nos mandan gente, nos representan o nos recomiendan.

Generar comunidad es importantísimo para nosotros y desde el año 4 es la bandera que manejamos. No somos un congreso, somos una comunidad de creativos y diseñadores que se reúne por lo menos una vez al año para hacer cosas raras y divertidas.   

Mauricio Alfaro: definitivamente los organizadores, yo le reconozco a Dani que se mata meses antes para conseguir el auditorio, para trabajar con los ponentes, un evento de estos no puede salir sin ponentes, definitivamente está hecho con los ponentes pero está hecho para los asistentes, si tuviera yo que mencionarte la gente necesaria y lo que hemos aprendido a lo largo de estos diez años es que sin asistentes no hay congreso, entonces creo que ahí es donde está el sufrimiento más grande y donde a veces nosotros nos trabamos un poco porque tienes todo preparado y los chicos van y se inscriben dos días antes entonces tres meses previos al evento tu estas sufriendo y diciendo “no lo vuelvo a hacer jamás”, porque ya estás endeudado ya tienes a los ponentes en Puebla, el lugar te está pidiendo los anticipos y tu tienes dos personas registradas, entonces definitivamente hemos aprendido que la parte principal son los chicos que asisten y que cada año nos regresan la esperanza para volver a hacer una edición más.


Fotografía: Pasión & Diseño


pasionydiseno.com