ConcursoConvocatorias

The WDCD NO WASTE CHALLENGE – Convocatoria

Disminuye residuos, disminuye las emisiones, lucha contra el cambio climático.

“No Waste Challenge” es un concurso global creado por What Design Can Do en colaboración con IKEA, el concurso hace un llamado a creativos para encontrar soluciones innovadoras para reducir residuos, además de repensar el ciclo de producción y consumo.

¿Qué desperdicios?

Cada año se producen aproximadamente unas 2,120 millones de toneladas de desperdicio en todo en el mundo. El modelo de producción y consumo que se ha estado implementando desde la revolución industrial ha creado un modelo de consumo en el que el 99% de las cosas que se compran de desechan en 6 meses.

Este problema ha impactado de modo irreversible en diferentes aspectos tanto sociales y por supuesto ambientales. La forma destructiva en la que actualmente se producen y se consumen recursos nos esta llevando a una crisis climática irreparable. El reto de WDCD es poder abordar esta problemática desde la raíz, encontrar la forma de contrarrestar la problemática de los desechos y construir un futuro que funcione tanto para las personas como para el planeta.

¿Por qué ahora?

Actualmente las personas consumimos un 75% más de recursos de los que la tierra puede sostener a largo plazo. La explotación de los recursos puede tener un incremento de otros 70% para el 2050, si no se actúa de forma eficiente y rápida. Para muchas organizaciones el diseño se ha convertido en una herramienta capaz de generar conciencia al mismo tiempo de generar alternativas al modo en el que están hechos y con qué están hechos los productos que consumimos. Al mismo tiempo el diseño tiene un papel que desempeñar para cambiar las narrativas y facilitar visiones alternativas del futuro. La crisis por COVID-19 nos ha brindado una oportunidad sin precedentes para hacerlo, y reevaluar nuestros sistemas actuales en el proceso. Además de aportar soluciones que faciliten muchos cambios escalonados y abrir puertas a ideas, productos, servicios y sistemas que alguna vez se consideraron demasiado radicales.

El modelo económico actual esta basado en una economía lineal con un enfoque de “tomar-hacer-desechar”, donde las materias primas se recogen, se transforman en productos que se utilizan brevemente y después se desechan.

Este patrón de extraer materiales y luego tirarlos es terrible para el medio ambiente. Por un lado, produce enormes cantidades de efecto invernadero. La extracción y el procesamiento de recursos naturales representa actualmente la mitad de las emisiones globales de gases de efecto invernadero. El agua y la tierra son algunos de los recursos más explotados a lo largo de este proceso, lo que genera tasas alarmantes de pérdida de hábitat y biodiversidad.
Las cosas no mejoran mucho fuera de la fábrica. Debido a que muchos productos con una vida útil corta están disponibles a costos tan bajos, seguimos comprando y deseando más cosas. Mientras tanto, las infraestructuras de residuos existentes suelen ser caóticas y poco transparentes. Esto es fundamental, porque una mala disposición y gestión de los desechos puede dañar la biodiversidad tanto directa como indirectamente, acelerando el cambio climático en todo momento.

HACIA UNA ECONOMÍA JUSTA Y CIRCULAR

Para lograrlo, debemos centrarnos en lo que más importa. Tenemos que ir más allá del modelo actual de economía lineal de “tomar-hacer-desperdiciar” y apuntar a alternativas más sostenibles y restauradoras. Esto significa que debemos consumir de manera más consciente, eliminar los desechos y fabricar productos y materiales que regeneren los sistemas naturales y que se mantengan en uso.

Si bien nos enfocamos en rediseñar todo el sistema a largo plazo, también podemos lograr un impacto inmediato comprando menos cosas, fabricando mejores productos y reutilizando o reciclando materiales. Es por eso que buscamos soluciones emocionantes basadas en el diseño a varias escalas. Al abordar el problema desde muchos ángulos, podemos avanzar hacia una economía circular y justa para todos.

No Waste Challenge presentado por What Design Can Do y la Fundación IKEA, es un concurso global de diseño centrado en abordar el enorme impacto del desperdicio y el consumismo en el cambio climático. El objetivo es buscar nuevas ideas radicales y soluciones impulsadas por el diseño para reducir el desperdicio y repensar todo nuestro ciclo de consumo y producción.

La recepción de proyectos esta abierta asta el 1 de abril de 2021, conoce más en: nowaste.whatdesigncando.com